“Proyectamos un futuro luminoso para Fundación Boreal”

Como referentes y autoridades, Alejandro Koltan (Tesorero) y Pablo Toll Vera (Secretario), se sienten parte de largo proceso que devino en el nacimiento de Fundación Boreal. Y lo expresan con evidente orgullo. Fueron varios años los que llevaron pulir el surgimiento de nuestra institución hasta su tercer aniversario. Ahora, tras el logro concretado, y en plena expansión, las expectativas de crecimiento se vislumbran enormes.

“Si bien cumplimos tres años de actividad, esta fundación lleva mucho tiempo más en nuestras mentes. Fue todo un proceso donde nos decidimos ir en contra de las adversidades hasta que pudimos ponerla en marcha. Se trata de un paso evolutivo analizando la madurez de nuestra empresa. Entonces, hoy vemos con alegría nuestros anhelos materializados”, analizó Pablo Toll.

Por su parte, Alejandro Koltan resaltó el valor del grupo humano que posibilitó la puesta en funcionamiento de Fundación Boreal. “Se logró esto gracias a un grupo que se apoyó en los valores que identifican nuestra institución como la solidaridad y la inclusión. Pensamos que se trata de devolver a la sociedad la confianza que la gente pone en este grupo de personas. Ese ADN está integrando en todo el equipo de trabajo de la fundación desde su presidente, Mario Koltan, hasta el resto de sus integrantes”, afirmó.

Alejandro Koltan

 

Fundación Boreal y su estrecha vinculación con la comunidad

Desde sus orígenes, el propósito que asumió la institución se sustentó en mejorar la calidad de vida de la sociedad. Y así lo describieron sus directivos.
“Empezamos con acciones de prevención y promoción de la salud. Luego, en el proceso de maduración, entendimos el valor de integrar a la comunidad a que realice, en forma activa, acciones de prevención. Hay que ir al campo y traer a la gente a sumarse a las iniciativas. Es ir más allá de la responsabilidad social empresarial. No nos quedamos en el eslogan sino que queremos inculcar valores a la sociedad”, enfatizó Toll.

Para Koltan, la fundación, desde su concepción, tiene un decidido rol orientado a transformar la sociedad. “Estamos convencidos que, lo que transforma la realidad, no son sólo las ideas lúcidas sino las gestiones concretas. La fundación es una incesante usina de ideas y de acciones que tienen impacto directo en la sociedad. Trascendemos nuestra responsabilidad empresarial cuando nos encontramos con necesidades concretas y colaboramos activamente, desde nuestro papel, hacia la sociedad.

Pablo Toll Vera

Expectativas hacia el futuro

“Queda mucho por recorrer. Como toda organización, vamos creciendo. Nos estamos expandiendo en todo el país y, si podemos, pensamos hacerlo a países limítrofes. Como todo: lo imaginamos y avanzamos de a poco para que se hagan realidad nuestros anhelos”, sostuvo Toll.

“Cualquier esfuerzo está puesto en la prevención y ahí la fundación tiene un largo camino por recorrer articulando con otros actores. Me imagino un desarrollo en red con ellos. Hay mucha gente que trabaja en ese sentido y creo que nuestra fundación tiene un rol protagónico. No hay límites para lo que pueda hacerse desde la fundación asumiendo nuevos desafíos”, agregó Koltan.

“Cuando vemos las acciones que se llevan adelante y la relación que se gestó con otras instituciones, administrando de forma inteligente los recursos y haciendo cosas de gran impacto, a uno le vienen sensaciones de orgullo que renuevan energías para proyectar el futuro luminoso que tiene Fundación Boreal” finalizó Alejandro Koltan.