Cáncer infantil: en el país se diagnostican 1.400 casos por año

Anualmente entre 1.300 y 1.400 niñas y niños son diagnosticados con cáncer en Argentina. De esa cifra el 35% es atendido en el Hospital Garrahan, lo que significa unos 500 nuevos casos por año para la institución pediátrica que cuenta con un Centro de Atención Integral del Paciente Hemato-Oncológico (CAIPHO). Así lo recordó la institución médica al conmemorarse el 15 de febrero el Día Internacional del Cáncer Infantil.

 

Según indicó un comunicado de la institución, la sobrevida a los tratamientos supera el 70%, una cifra que iguala al nosocomio con los mejores centros oncológicos mundiales. Este resultado “se debe sobre todo al trabajo en equipo, la especialización del recurso humano, la alta tecnología y el abordaje integral de nuestros pacientes, no olvidando nunca que son niños y no deben dejar de serlo aún menos en la enfermedad”, afirmó el Presidente del Garrahan, Carlos Kambourian.

En nuestro país los resultados del Registro Oncopediátrico Hospitalario Argentino (ROHA) demuestran que las tasas alcanzadas de sobrevida son de alrededor del 65%. Y en el Hospital Garrahan ese porcentaje asciende a entre el 70 y 80% de los casos en la sobrevida a 5 años.

El tipo de cáncer más frecuente en pediatría es la leucemia, con un 36,8% del total de los casos. “La estadística restante está repartida en un conjunto de enfermedades diferentes que muchas de ellas tienen en común ser de origen embrionario, es decir provienen de bases genéticas constitucionales, muchas de ellas no bien conocidas”, informó el jefe del servicio de Hematología y Oncología del hospital, Pedro Zubizarreta, y destacó que “las enfermedades de los niños tienden a ser de instalación rápida y alta tasa de crecimiento, pero son al mismo tiempo más sensibles a los tratamientos”. Los casos de cáncer en adultos tienen menores tasas de curación que en la infancia.

Desde 1990, el Garrahan tuvo un crecimiento exponencial en términos de desarrollos para el diagnóstico y tratamiento de la patología oncológica con elevados estándares de calidad y resultados de sobrevida. En la actualidad trata a más de un tercio de los niños con enfermedades malignas del país: determinados grupos de riesgo son derivados de manera preferencial (menores de un año con leucemias) y otros se concentran en virtud de los desarrollos realizados en la materia (el 98% de los niños con retinoblastomas del país se atienden en el Garrahan).

La incidencia de cáncer pediátrico en Argentina es aproximadamente de 140 nuevos casos por cada 1 millón de niños entre 0 y 14 años. De los 200.000 niños y adolescentes a quienes se les diagnostica una enfermedad maligna cada año, 80% viven en países con recursos limitados, y a ellos corresponde más del 90% de las muertes asociadas al cáncer en pediatría. Se espera que el número de nuevos casos de cáncer en todas las edades se incrementará a 15 millones en el año 2020 y 24 millones en 2050 en todo el mundo.